¿Por qué decidí dar a luz sin anestesia?

Energetics & Philosophy

No. No soy masoquista.

No quería que me dieran un premio.

Decidí dar a luz sin anestesia por la sencilla razón que quería estar bien en el post parto.

Quería que mi hijo naciera despierto.

Vivimos en el mundo de la “instant gratification”. Todo tiene que ser para ya.

Tapamos todo con curitas y con tal de no sentir nos dopamos perdiéndonos de las cosas más mágicas de la vida (que muchas veces son dolorosas y súper retadoras).

Decidí dar a luz sin anestesia porque como dice una amiga: “Prefiero 5 minutos de Hell. Que 40 días en Purgatory”.

Las intervenciones médicas innecesarias rompen con el flow natural de nuestro cuerpo de mujer. Sabio de nacimiento.

Mi pensamiento era: si no tuve q hacer nada para que de un espermatozoide y un ovulo se creara esta personita. ¿Por qué de repente mi cuerpo no sabría como sacarla al mundo exterior?

Con esto no quiero decir que no haya complicaciones o casos especiales. Para eso existe la ciencia y la medicina. Estoy clara que mi caso también tuvo su toque de suerte. Mezclado con el trabajo de preparación que hicimos para normalizar y perderle el miedo al parto.

El caso es que el Pitocin (Oxitocina sintética para inducir o acelerar las contracciones) hace que las contracciones sean mucho más fuertes y mucho más largas. Inmanejables tanto para mamá como para bebé.

La Epidural hace que se duerman las piernas y la zona pélvica. Lo que hace que no sientas como pujar e incrementan los chances de desgarre o episiotomía (cuando el doctor te corta).

Muchas veces al no sentir las mujeres no dilatan. Hay que poner más Pitocin... y con dosis tan altas el bebé entra en estado de estrés, lo que causa que bajen sus pulsaciones cardíacas y pueda terminar en una cesárea de emergencia causada principalmente por las intervenciones innecesarias. Es todo un círculo vicioso.

La mezcla de Pitocin y la Epidural es como mezclar cocaina con heroina. Un upper con un downer. Hay muchas mujeres a las cuales les cae terrible esa combinación.

Mi objetivo principal siempre fue sentirme óptima y móvil en el post parto.

Otro punto importante es el dolor.

El dolor del parto no se le parece a ningún otro dolor.

Ina May Gaskin (autora de Spiritual Midwifery y Orgasmic Birth) dice que el dolor del parto es muy diferente a cualquier otro tipo de dolor... El dolor es un indicador de que algo está mal, es un activador de la respuesta automática de va y escape.

El dolor del parto más bien te invita a quedarte, a ir más profundo. Ella lo describe como “una sensación intensa que requiere el 100% de tu atención”.

Según mi opinión, el secreto mejor guardado es que un sutil cambio de posición, de atmósfera o de actitud en la sala de parto puede cambiar por completo las sensaciones internas de la madre.

Se dice que las mujeres que se ponen en la tarea de relajarse, ir hacia adentro y entender la naturaleza de las contracciones son quienes tendrán una mejor experiencia a la hora de dar a luz. Este 100% fue mi caso.

Yo no soy ninguna súper Woman ni la excepción, todas mis amigas más intimas han escogido dar a luz sin drogas. Todas leímos, estudiamos, investigamos, hicimos el curso de HypnoBirthing® y contamos con el apoyo de una Doula. Hasta ahora, todas tuvimos experiencias positivas y súper empoderantes.

También quiero dejar claro que casi todas tuvimos embarazos sin complicaciones ni circunstancias especiales.

En conclusión, el miedo siempre será tu peor enemigo. El miedo nos contrae. Las contracciones nos abren.

Quiero que pienses en las contracciones uterinas como si fueras olas de mar.

Las olas se forman, cogen fuerza, llegan a su pico y cuando rompen en la orilla, rebotan o se deslizan de nuevo hacia mar adentro, llevándose consigo conchitas, piedras y arena.

No todas las olas tienen la misma altura, longitud y dirección, cada una tiene sus características propias, que además varían en el tiempo, espacio y potencia.

Así mismo funcionan las contracciones.

Mientras más potentes, más efectivas serán a la hora de la dilatación del cuello.

Entonces... queremos que sean poderosas y fuertes. Es parte del camino hacia tener a tu bebé contigo.

En conclusión, para todas las mujeres que de lo están pensando:

Menos miedo, más emoción. Ya pronto viene tu bebé.

Menos resistencia, más entrega.

Menos quejas, más aceptación.

Menos procedimientos, mejor recuperación!

More on Energetics & Philosophy

¿Por qué decidí dar a luz sin anestesia?

Decidí dar a luz sin anestesia porque como dice una amiga: “Prefiero 5 minutos de Hell. Que 40 días en Purgatory”.

"Dar a luz" no es lo mismo que "parir" – My birth story

No. No di a luz en una bañera. Di a luz como la mayoría de las mujeres de estos tiempos. En la camilla del hospital. Pero eso pasó muchas horas después.

The Womb Web is Real

It was the sensation of noticing my breath during the delivery of my daughter that I became aware of how my body will be changed forever. As she was lifted from my belly and they were cleaning her up, I noticed my breathing becoming more challenging.

instagram@allyoucanyoga

Support and Confidence
to GET YOU STARTED
Technology and Expertise
to GET YOU GOING

connect with us
NEWSLETTER

Thank you for Subscribing!

Oops! Try again please